Consejos sanitarios

1676
Consejos Sanitarios, Estambul

Es recomendable viajar a Estambul con un seguro médico que cubra los gastos, así como el vuelo de repatriación, en caso de que exista alguna emergencia médica.

No existen vacunas obligatorias para entrar a Turquía, aunque puede resultar recomendable vacunarse contra la hepatitis A y B, así como contra el tétanos y el tifus.

En Turquía es altamente desaconsejable beber agua del grifo, procure beber siempre agua embotellada, así como evitar comer comida de lugares poco aseados o alimentos que no tengan buen aspecto.

Las enfermedades que con más frecuencia se dan entre los turistas en Turquía son aquellas relacionadas con el aparato digestivo: diarreas y vómitos, fundamentalmente. Es por ello que debe extremar las precauciones a la hora de ingerir alimentos para evitar estos males, que si bien no son graves, si pueden resultar muy molestos.

Las farmacias en Turquía (eczane) son identificables mediante un letrero luminoso de una “E” roja. La mayoría de farmacéuticos hablan inglés.

Si está de viaje por Estambul y necesita asistencia médica es recomendable acudir a uno de los numerosos hospitales privados que existen en la ciudad. Ofrecen unos servicios muy profesionales y están muy bien equipados. Los hospitales públicos aunque admiten extranjeros, están casi siempre llenos de gente, por lo que hay que esperar, y además, en ellos el tratamiento también es de pago para un extranjero.

El número de la ambulancia en Estambul es el 112, y el de la policía, el 155.