Fumar Nargile

1464
Nargile, Estambul

Uno de las actividades que más llama la atención del turista que viene a Estambul es el fumar nargile en una cafetería. Aunque para los turcos, y también para los árabes, es algo de lo más normal, a los viajeros les resulta una actividad de lo más exótica.

 Después de una paseo por la ciudad, de visitar la vieja Estambul, nada mejor para relajarse tras la caminata que fumar de una Nargile mientras se degusta un té o un café turco.

 Las nargiles se fuman con un tabaco humedecido y que puede encontrarse en muy distintos sabores. El depósito de agua por el que pasa el humo antes de ser inhalado enfría el humo y hace que sea más suave.

 Se pueden encontrar tabacos muchos sabores, la mayoría de ellos frutales: plátano, manzana, melón, menta, sandía, melocotón, pero también chocolate o incluso sabor a nueces.

 Si disfruta de la experiencia y le parece una manera agradable y diferente de fumar, como le ocurre a mucha gente, siempre puede acudir al Gran Bazar y adquirir una nargile, las hay realmente bonitas. ¡Pero, no se olvide de regatear!