Bebidas Turcas

1514
Ayran, Estambul

En Turquía se puede degustar muchas bebidas autóctonas, de entre las que cabe destacar el té, consumido a todas horas y en cualquier lugar; el café turco; el ayran y el rakı.

 El té es la bebida más popular de Turquía, y sin duda alguna, la más consumida. Al igual que en Occidente, por lo general, la gente suele consumir café a diario y en diversos momentos del día, en Turquía, el rey de las infusiones es el té.

 El çay, que es el nombre que recibe en turco, es un té negro que se cultiva en el nordeste del país y su color al servirlo en unos pequeños vasos muy característicos es un rojo vivo. El té es una parte importante de la cultura turca y se puede consumir en cualquier local de Turquía, ya sea un pequeño establecimiento de comida rápida o un restaurante, incluso si está de compras en el Gran Bazar y se detiene en alguna tienda, es normal que el dependiente le ofrezca un té servido muy caliente, gesto que representa la característica hospitalidad turca.

 Aunque no tan consumido como el té, el café turco también es una bebida muy popular en el país. Servido en pequeñas tazas, el kahve se toma sin leche, y será necesario indicar la cantidad de azúcar deseada al pedirlo. En muchas cafeterías existen mujeres que se dedican a leer el futuro en los posos que deja el café en la taza. Para ello, al terminar el café, se le debe dar la vuelta a la taza y volcarla contra el plato mientras se trazan tres círculos imaginarios en el aire.

 El ayran es otro de los productos típicos de Turquía. Se trata de una bebida hecha a base de yogur, agua y sal, con lo que se obtiene un líquido ligeramente salado y que se sirve muy fresco. Generalmente se usa para acompañar platos de carne o picantes, ya que ayuda a rebajar el picor de ciertas especias. No obstante, puede ser consumido en cualquier momento. El ayran en Turquía es tan popular como cualquier otro refresco, y su consumo durante las comidas es muy habitual. Se puede comprar en cualquier mercado, en pequeños envases, o en botellas, y también, en muchos restaurantes se puede pedir ayran casero.

 El rakı es la bebida alcohólica de Turquía. Se trata de un licor anisado que se produce a partir de diversas frutas, aunque generalmente se usa el higo. A pesar de ser un país mayoritariamente musulmán, el consumo de rakı es algo intrínsico a la cultura turca, por lo que se trata de una bebida muy popular.

 El rakı suele consumirse en un vaso alargado con forma de tubo y mezclado con agua. Generalmente se sirve con otro vaso de agua al lado, aunque también se puede consumir alternado con şalgam (jugo de nabo).

Para los turcos, tomar rakı supone algo más que el simple hecho de beber un licor, se trata de un ritual arraigado profundamente en su cultura. El rakı, por lo general, debe ser disfrutado en comidas en grupo. Es típico, por ejemplo, tomar rakı en los restaurantes de pescado y pasar horas bebiendo este bebida mientras se degustan distintas mezes (tapas turcas), se charla animadamente y se baila al ritmo de la música tradicional turca.

Otras bebidas populares en Turquía son el vino, que a pesar de la poca tradición vinícola turca, poco a poco va ganando popularidad; y el salep, una bebida dulce que se sirve muy caliente y es ideal para los fríos días de invierno.