Tomar un té turco

1434
te turco

Si decide visitar Estambul, le resultará prácticamente imposible no terminar probando el té turco. Se trata de una bebida profundamente arraigada en la cultura del país, y se consume en cualquier lugar y a todas horas.

 El té turco o çay, es un té negro que se produce en el norte del país, donde se encuentra la costa del Mar Negro. Se trata de un té de sabor fuerte, y de un color rojizo muy característico. Se suele consumir en pequeños vasos de cristal, aunque también es posible hacerlo en tazas. Se sirve muy caliente, algo que para un turco no supone ningún problema, pero el turista puede quemarse la boca si no anda con cuidado.

 Allá adonde vaya encontrará una tetera sobre un fogón, y en ella, tenga por seguro, se estará preparando té. El té es un elemento clave de la hospitalidad turca por lo que no será de extrañar que le ofrezcan un vaso al entrar en una tienda. También es normal tomarlo después de las comidas.