Tutmosis III

956
Tutmosis III

El faraón Tutmosis III gobernó tras la muerte de su padre Tutmés II y fue uno de los monarcas más importantes de la historia faraónica. El hecho de que terminara siendo faraón se debió a que su padre murió sin descendencia masculina, pues él, era hijo de una concubina y, por tanto, no tenía derecho a ocupar el trono.

Tutmosis III, que al heredar el trono era muy joven, pronto destacó por sus dotes administrativas y militares. Con el como faraón, Egipto alcanzó la máxima extensión territorial de su historia, dominando Asia Menor y llegando hasta el Éufrates.

 El obelisco que se encuentra en la actualidad en Estambul, es uno de los siete que mandó construir durante los 34 años que duró su reinado. Todos ellos fueron realizados durante la ampliación del templo de Karnak.